Running Trip Los Molles

Running Trip Los Molles

Running Trip Mountain EditionEl domingo 14 de mayo de 2017 no fue uno más en la historia de Running Trip. Y es que selló un pacto que comenzó el pasado mes de diciembre en Miramar donde más de 600 corredores apostaron por una carrera que buscó ser mucho más que un par de kilómetros, una buena remera y una medalla.

Este pacto tácito, firmado entre corredores y organizadores, vino a demostrar que se pueden realizar eventos sin descuidar a los participantes, más allá de las condiciones particulares de cada uno de ellos. Un claro ejemplo fue el espacio dedicado a los atletas con discapacidad que, más allá de participar en las distancias más largas, contaron con 4 kilómetros especialmente diseñados para que pudieran disfrutar de un paisaje que, de otra manera, les hubiera sido inaccesible. Algo similar había sucedido en Miramar donde tuvieron la chance de correr por el bosque y por la arena, junto al mar.

En esta segunda edición, en Los Molles, San Luis, los atletas con discapacidad contaron, además, con el apoyo de los más de 500 corredores que participaron de las pruebas principales que esperaron a que todos completaran su recorrido y los aplaudieron al llegar. Y es que la esencia de Running Trip es esa: cuidar a los atletas, a todos los atletas, sin importar si se trata de los corredores más rápidos o los más lentos. Sin importar si poseen alguna dificultad para trasladarse o si cuentan con todas las facultades para hacerlo. En este marco fue que, en la ceremonia previa a la competencia, tras entonar el himno nacional argentino, Ramiro Cattani, uno de los protagonistas emblema de la prueba que tiene síndrome de down, junto con los atletas del seleccionado argentino de ultra trail Franco Oro y Tania Díaz Slater, subieron al escenario representando la esencia de esta prueba.

Running Trip Mountain Edition marcó el paso de esta carrera itinerante por las sierras puntanas y continuó así la idea de recorrer el país a través de una prueba competitiva y participativa en la que los atletas que ganaron se llevaron $32000 en efectivo. Con competidores de todo el país y también de Colombia, Paraguay y Uruguay, los circuitos trazados para los 25k, 10k y 4k se corrieron por senderos cargados de verde y bosques típicos de la zona; además de arroyos que bajan de las sierras. En esta oportunidad fueron el colombiano Jaime Hernández y la cordobesa Tania Díaz Slater quienes se quedaron con el primer puesto en los 25km.

running_trip_trail-running_solidaria_sierras_los-molles-37“Buscamos que, durante todo el recorrido, pudieran disfrutar de todo lo necesario para que, al cruzar la meta, la sonrisa fuera imposible de disimular”, contó Diego Winitzky, creador de la innovadora propuesta de carrera ambulante. “Nunca imaginé dejar por un rato mi pasión por la fotografía para volcarme con un grupo de amigos corredores a organizar una carrera. Hace dos años creí que se terminaba todo mi vínculo con la fotografía y el running por una mal trago con una persona a la que hoy debo agradecerle que me haya cerrado las puertas de sus eventos”, añadió.

Diego se permitió soñar y creó este evento que, además de buscar la integración y el vínculo genuino entre corredores sin importar de donde vengan, logró generar una energía única entre un staff que intenta tener todo resuelto para los atletas y corredores se predispongan a disfrutar de un fin de semana distinto en el que su única preocupación sea correr. Y esto es posible gracias al paquete completo que ofrece la organización que incluye el traslado ida y vuelta desde la Ciudad Autónoma de Buenos Aires, el alojamiento, las comidas durante la estadía y la inscripción a la competencia. Pero esa no es la única opción ya que aquellos que quieren viajar por su cuenta o que sean de la zona, acceden a inscribirse solamente en la carrera.

Running Trip busca diferenciar en cada detalle: desde el kit de la carrera hasta las marcas del recorrido; desde el trato ante cada consulta por emails o redes sociales hasta el recibimiento de cada uno de los competidores que cruzan la meta; desde el trato entre compañeros de trabajo hasta el respeto por todos quienes colaboran en cada eslabón.

 

Deja un comentario